15 junio 2010

Muñecas primera serie










1 comentario:

Federico dijo...

Hermano, la verdad verdadera: esto a mi me gusta más que un verraco.. Habrán muchos comentarios desde la antropología y la iconografía, desde descubrir en estas muñecas el juego de formas que imbrican animal-hombre llevándonos a lo profundo del África tribal. Podrán hcer lecturas desde una semiótica brujeril que pretende hechizar momentos y circunatancias tan nauseabundas como las que hay que conjurar en Colombia... Cantidad de elucubraciones... Gústame y punto.